El ejercicio tras las vacaciones: Claves para conseguir tus objetivos

  • Excesos vacaciones

Claves para conseguir tus objetivos tras las vacaciones

Después de vacaciones, los excesos alimentarios y la falta de actividad física hacen que los meses de Septiembre y Enero sean los que marcamos en el calendario para conseguir nuestros objetivos. Los cuales, en ocasiones, queremos conseguir de forma rápida y poco saludable. Por ello, vamos a daros unos consejos que evitarán que esto ocurra.

Una forma de definir qué es el ejercicio sería “la fuerza intencionada aplicada a una estructura en un escenario específico con el objetivo de generar una adaptación.”

¿Qué queremos decir con esto? Que el ejercicio produce unos estímulos en el organismo que provocarán cambios y adaptaciones en nuestros sistemas. Si la dosis de actividad es la adecuada, nuestra condición física mejorará.

¿Por qué es tan importante esto a la hora de volver a entrenar? Porque nuestra capacidad cardiovascular, resistencia, fuerza y flexibilidad no serán las mismas que antes de vacaciones, por lo que debemos de preparar un plan adecuado y progresivo que nuestro cuerpo sea capaz de asimilar.

¿Cómo empezar? Ponte en manos de un profesional que te asesore, te marque las pautas para conseguir de forma segura y saludable tus objetivos.

En caso de no tener esa posibilidad, te damos unos sencillos consejos para empezar. Pero recuerda que cada persona es diferente y necesita un entrenamiento adecuado a sus necesidades.

Si tu objetivo es perder esos kilos de más:
  • La OMS aconseja no perder mas de 0,5 kilos a la semana.
  • Las “dietas milagro” nos harán perder más rápido el peso, poniendo en riesgo nuestra salud.
  • Come sano, variado y de temporada.
  • Nuestra dieta mediterránea es muy saludable y baja en grasas saturadas.
  • Recuerda que somos lo que comemos.

Ejercicio tras las vacaciones

En cuanto a la actividad deportiva:

Si tu meta es perder peso y llevas todo el verano con hábitos sedentarios , deberías durante 4-5 semanas, realizar un acondicionamiento general.

Tras ello, existen muchas opciones que nos ayudarán a continuar la progresión. Como el entrenamiento interválico, entrenamiento con pulsaciones que no superen el 60% de nuestra frecuencia cardiaca máxima (una formula generalizada para sacar la FCM -Frecuencia Cardíaca Máxima- puede ser restarle tu edad a 220 ), entrenamientos con cargas altas, etc.

En cuanto al número de repeticiones recomendables, los últimos estudios recomiendan trabajar con “Medidores de velocidad”. Como por ejemplo la “Push Band”, una cinta que colocamos en el brazo y nos va a indicar cuando debemos parar. Si no disponemos de una, lo mediremos según nuestra propia percepción de esfuerzo (nunca por series o repeticiones indicadas en un protocolo no personalizado).

Ejecutaremos la mitad de las repeticiones que pudiéramos hacer , es decir, si con el peso que tenemos podríamos hacer 20 repeticiones , haremos 10 y en cuanto a series, las que podamos mantener con ese peso y esas repeticiones.

El ejercicio moderado y la dieta saludable son las claves para conseguir tu objetivo.

Sin esfuerzo no hay recompensa

2018-03-20T09:17:16+00:00 Nutrición, Salud|